Archivos Mensuales: agosto 2011

¡ Siria no cree en ti !

Distinto


Lo querían matar los iguales
porque era distinto.

Si veis un pájaro distinto,
tiradlo;
si veis un monte distinto,
caedlo;
si veis un camino distinto,
cortadlo;
si veis una rosa distinta,
deshojadla;
si veis un río distinto,
cegadlo.
Si veis a un hombre distinto,
matadlo.

¿Y el sol y la luna dando en lo distinto?

Altura, olor, largor, frescura, cantar, vivir
distinto
de lo distinto;
lo que seas, que eres
distinto
(monte, camino, rosa, río, pájaro, hombre):
si te descubren los iguales,
huye a mí,
ven a mi ser, mi frente, mi corazón distintos.

(Juan Ramón Jiménez)

 

Lamentable e inhumanamente asistimos insensibles a la represión con la que el Presidente de Siria está castigando a quienes tienen por delito el ser distintos.

En 2008 tuve la oportunidad de conocer algo de Siria.Apenas nada, pues lo hice como turista y a éstos se nos suele ofrecer un panorama en el que muchas veces cualquier parecido con la realidad puede ser mera  e intencionada coincidencia.

 Ello, por supuesto, salvo que el viajero no quiera ir un poco más allá, intentar conocer la realidad y es lo que suelo hacer y cada vez más pues huyo de aquel “Con Turvisa más deprisa”, lema siempre en la boca de quien fue guia en mi primera experiencia  como consumidora de un  típico circuito turístico de los que, al final, apenas recuerdas salvo las palizas de viaje en autobús y madrugones.

No fue así mi primer viaje sola y slow a Siria, un lugar que percibí de paz, respeto y tolerancia.Nada que ver con tantos prejuicios  fundamentalistas pese a un 87% de población musulmana frente al 13% cristiana que este país, legendaria cuna de civilizaciones, tiene.

Un país con 40.000.000 de habitantes que en las últimos meses ha perdido 2.000  que han muerto víctimas de la represión de un gobierno que no acepta otras formas que no sean las suyas.

Siria cree en ti era la consigna con que  Bachar El Assad recibe a los visitantes en la muralla de Damasco, a la entrada de su zoco.

Consigna que junto a su foto, cual si de un dios se tratara repetida en vehículos, fachadas, ventanas y los más insospechados lugares,hoy me hace pensar que, efectivamente así es : Siria cree en sus gentes, emprendedoras,dinámicas,acogedoras, discretas y muy cultas.

Otra cosa es que Siria crea hoy en un sistema de gobierno que no acepta lo distinto : lo querían matar los iguales porque era distinto

Hoy, como ya hiciera su padre, Assad ha masacrado la ciudad de las norias, Hama, porque quieren lo que es un derecho:libertad.

 Viaje a una tierra en la que junto a lugares llenos de historia, cultura y tradición como su capital, Damasco, las bulliciosas ciudades de Alepo,Homs, Hama ,Bosra o Lataquía,también los hay con el encanto de un paisaje hoy casi exento de paisanaje: Apamea,Ugarit,Mari,Maaloula,Krac de los Caballeros, San Simeón y, por supuesto, la legendaria y bellísima Palmira en cuyas ruinas, nos contaban, el “emperador” el Assad recreó un  presuntuoso recibimiento al imperial y romano estilo para nuestro monarca cuando éste visitó el país del Cham.

Hoy Siria sigue creyendo , sin duda, en esa tolerancia porque un 90% de población árabe junto a un 10% conformado por kurdos,armenios,beduinos y palestinos así lo vienen manifestando pacíficamente pese a pensar distinto de “los iguales” que tienen en Bachar el Assad su forzada referencia.

“Siria cree en ti” pero ¿ acaso el dictador cree en Siria? . Es más ¿ se habrá parado a pensar si, igualmente, Siria cree en él y sus  represivas formas?

¿Acaso será preciso que, de nuevo, se produzca el milagro camino de Damasco y el violento caiga de su caballo cuando, oiga la voz de su pueblo gritando, Por qué me persigues?

Ojalá,sí  

                                                  In sha’a Allah ¡¡¡

Anuncios