Dólmenes de Antequera,Patrimonio Mundial #piedrasobrepiedra

¿Quien iba a decir a aquella escolar del colegio Esclavas del Sagrado Corazón,de Córdoba,que unos pocos años después-no menos de 45-volvería a aquellas cuevas de Menga adonde tantas veces fuera de campestre excursión ?

¿Quien le iba a decir-tampoco ella lo hubiera entendido entonces-que estaba pisando un lugar con el tiempo (15 de julio de 2016) reconocido por la Unesco como Patrimonio Cultural de la Humanidad?

       Cuevas de Menga,hoy reconocidas mundialmente como Conjunto Megalítico de los Dólmenes de Antequera y que,gestionados por la Junta de Andalucía,se ofrecen hoy al viajero.

Oferta totalmente asequible-gratuíta-y accesible en la medida de las posibilidades que supone un yacimiento arqueológico en plena naturaleza para un turismo cultural que halla un centro de recepción con mejores recursos materiales-paneles, folleto e interesante vídeo informativo,servicios w.c,etc-que humanos (al menos en lo que respecta a aquel por el que fui atendida,no a la congénere amable y profesional que nos recibió en El Romeral)

                  El conjunto está ubicado en dos lugares diferentes: el uno,en plena poblaciòn de Antequera y teniendo como acceso el propio Centro de Recepción.Por éste,llegamos a los dólmenes de Menga y Viera.


“El conjunto que forman los monumentos de Menga, Viera y Romeral es uno de los mejores y más conocidos exponentes del megalitismo europeo. Los monumentos megalíticos muestran una amplia diversidad de soluciones y técnicas arquitectónicas, pero genéricamente pueden ser caracterizados por el uso de grandes bloques de piedra que forman cámaras y espacios techados con cobertura adintelada o en falsa cúpula, y que son utilizados con fines rituales y funerarios.


Los megalitos constituyen las primeras formas de arquitectura monumental de la Prehistoria de Europa, desarrollándose, de acuerdo con los datos actualmente disponibles, desde comienzos del V milenio antes de nuestra era (período Neolítico), es decir, hace unos 6500 años. Entre las primeras comunidades de agricultores y pastores de Europa occidental la arquitectura monumental megalítica sirve para fijar ideológicamente la presencia y arraigo de la sociedad en la tierra. En su función como cámaras mortuorias, algunos megalitos son verdaderos depósitos de identidad cultural y genealógica; en tanto que templos y espacios rituales, también sirven para la realización de ceremonias propiciatorias, a menudo relacionadas con la fertilidad de la naturaleza y los antepasados.

Sus constructores

Los constructores de los monumentos megalíticos son las primeras comunidades agrarias de las fértiles tierras del valle del Guadalhorce. En el entorno de la necrópolis se han identificado varios asentamientos de los periodos Neolítico y de la Edad del Cobre (los periodos de apogeo del megalitismo, entre aproximadamente 5000 y 2200 años antes de nuestra era).

En la formación kárstica de El Torcal (al Sur de Antequera) y la Sierra de Mollina (hacia el Noroeste)Interior del Dolmen de El Romeral se encuentran asentamientos en cueva del periodo Neolítico como por ejemplo la Cueva del Toro, la Cueva de la Pulsera o la Cueva de la Higuera. En algunos de ellos se han realizado investigaciones arqueológicas que han permitido establecer aspectos relativos al hábitat, la tecnología y la economía de estos grupos. El asentamiento más próximo a la necrópolis megalítica es, no obstante, el Cerro de Marimacho, una pequeña colina situada apenas a 200 metros al Este de Menga y Viera. Aquí, a finales de la Edad del Cobre (c. 2600-2200 a.n.e.), existió una pequeña aldea al aire libre con viviendas semi-subterráneas.

En general, es bastante improbable que ninguna de estas comunidades neolíticas y de la Edad del Cobre (integradas por no más de unas pocas decenas de individuos) acometiera individualmente la formidable empresa de construir los enormes monumentos megalíticos. Esta tarea debió requerir una estrecha cooperación entre numerosas comunidades que compartían códigos religiosos comunes así como una noción compartida de pertenencia tribal o clánica.” http://www.juntadeandalucia.es/cultura/web/consejeria/instituciones…

 

 

    El de Menga,el primero que podemos admirar del Conjunto de Dólmenes de Antequera

 


                             Dolmen de Viera,muy próximo al del Menga

          Antes de abandonar el paraje,un vistazo al Centro Solar “Michael Hoskin” donde decimos adiós a centenario olivo,siempre símbolo de la PAZ

                Apenas a 3 kilómetros del paraje anterior,hallamos “El Romeral” en el que se ubica el tercer dolmen.

    Conjunto de Dólmenes de Antequera cuya visita recomiendo porque,haciendo camino al andar siempre hallaremos algo diferente por descubrir y aprender.Yo,desde luego,volveré.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s