Archivos Mensuales: enero 2013

La sonrisa de San Sebastián

La vida es muy corta y no siempre tenemos tiempo de retomar las ocasiones en las que hemos dejado escapar las buenas oportunidades. Yo ,en más de una ocasión he cerrado la puerta a la felicidad convencido de que volvería a llamar al timbre, pero pocas veces insiste. Aprende a valorar lo que tienes y lo que buscas, y nunca te sientes a esperar que lleguen las oportunidades ;sal tú a buscarlas

La sonrisa de La Magdalena.Óscar da Cunha 2012

 

Convencida como Víctor-personaje mollar de La sonrisa de La Magdalena-de que la vida, tan breve, pocas veces ofrece un bis, una vez más abrí mi puerta. Fue hace unos días, cuando precisamente mi amigo Óscar, padre de Víctor, Palas, Alba, Telesio y esos personajes de La sonrisa de La Magdalena– así me escribió “A ver manchega ¿te apetecería compartir la gran noche donostiarra: cena, tamborradas y alegría sin interrupción por las calleshttp://www.youtube.com/watch?v=hHh8HA6Z2H0 ?

    Y esta manchega no se lo pensó. Con una espontaneidad que hubiera sido objeto del mayor escándalo por parte de las monjas del elitista colegio en que se educó,su respuesta fue un ¡Siiiiiiiiiiiiiii!

Gracias a ese SÍ  y en ese Donostieguna ha podido descubrir la sonrisa de San Sebastian. ¡Por fin !

     Una sonrisa blanca y azul ,como la paz y el Cantábrico que a Donostia acarician. Una sonrisa llena de amistad y alegría puestas de manifiesto en esa tradición singular de la Tamborrada, que a las 12 en punto de la noche comienza en la plaza de la Constitución con la Izada siempre a cargo de la sociedad Gaztelubide en la plaza de la Constitución. Izada especial la que pude presenciar puesto que se cumplían los 80 de aquella primera de 1934 y,simultáneamente, el Bicentenario de la quema y reconstrucción de la ciudad que Gaztelubide encargó recrear a 4 dantzaris.
     No importó lo lluvia. Tampoco el viento, que se convirtió en natural cómplice de vendedores de paraguas a los que ,sin duda, habrán tenido que acudir pasadas las fiestas tantos como en ellas sufrieron su pérdida. Imagen singular que ,confieso, provocó alguna que otra sonrisa…y hasta carcajadas.
     ¡Hermosa sonrisa la de San Sebastian! Llena de música, la de esa Marcha de San Sebastian que el donostiarra Sarriegui compuso en 6 melodías que no paran de sonar durante las 24 horas que la Tamborrada dura.

                                                              LA TAMBORRADA
     Respecto a esta curiosa manifestación festivo-cultural, qué mejor información que la dewww.donostiakultura.com que a continuación reproduzco:
No se sabe con exactitud cuándo ni cómo comenzó la Tamborrada. Algunos lo atribuyen al redoble que producían las chicas de servicio y sus acompañantes, menestrales y soldados, mientras esperaban su turno ante una de las tres fuentes que surtían de agua a San Sebastián. Sin embargo, hay también indicaciones de que comenzó en 1836 siendo una de las comparsas del carnaval donostiarra y que, a partir de entonces, se empezó a tomar como tradición festejar al patrón recorriendo las calles de San Sebastián. La melodía que sonaba por aquella época era una marcha de zortziko del maestro Santesteban hasta que en 1860 Raimundo Sarriegui escribió la Marcha de San Sebastián.
Los primeros participantes de la tamborrada salían de madrugada de la Sociedad La Fraternal y recorrían las calles hasta las 8 de la mañana, que se detenían entre las calles Iñigo y Narrica, para esperar la aparición de la sokamuturra. La Fraternal fue sustituida posteriormente por la Sociedad Unión Artesana, más adelante vino la tamborrada de Euskal-Billera y más tarde se fueron multiplicando las tamborradas por los barrios Donostiarras.
En un principio, los participantes iban disfrazados, pero más tarde se uniformaron. Los primeros uniformes utilizados reproducían los de los batallones Guipuzcoanos que intervinieron en la Guerra de la Independencia y tenían un estilo francés de vestimenta militar. A medida que se fue ampliando el número de participantes en la tamborrada, se dio entrada a otras compañías con otros uniformes.
En los últimos años, al ser tantas las nuevas compañías, la elección de uniformes debe hacerse sobre otros ejércitos y otras épocas. Pero se mantiene la fidelidad de reproducción y se mejora la calidad de los materiales empleados en su confección. Asimismo, cabe destacar que el traje tradicional de cocinero también se utiliza.

                                                             DONOSTIEGUNA
     Pero la Fiesta de San Sebastián es mucho más que música y ambiente. Es gastronomía ¡cómo no, tratándose de Euskadi! y es la gastronomía la que une a familias y amigos en torno a unas mesas en las que no falta tan  elaborada como riquísima sopa de pescado junto al besugo o cualquier otro manjar marino.
    La Fiesta es vivir, que también es beber y he visto hacerlo con tino y respeto. Quizá ello es lo que más me ha admirado y donde mejor he podido hallar esa sonrisa de San Sebastián. En una fiesta y en una ciudad que hoy puedo y quiero resumir en 4 palabras: Libertad, paz, alegría y respeto.

     Nada más lejos de los prejucios de antaño que hogaño algunos se empecinan en mantener ignorando precisamente el mensaje del viejo ferretero donostiarra, en la introducción de mi post.No siempre se tiene oportunidad de retomar las ocasiones. A mí,Lou y Óscar me la han dado y ni lo dudé ni erré .Gracias a ellos,a su acogida franca,a su amistad joven pero ya firme,a las desvirtualizaciones en Oquendo  de Idoia y la amuma ¡¡¡azpaldiko !!! me he sentido contagiada de esa sonrisa de San Sebastián que os invito a compartir.

      Quienes deseéis hallar en esta ciudad mucho más que una Capital Europea de la Cultura no esperéis a 2016.Quienes gustéis de los más variados y auténticos sabores de la vida,no creáis que sólo los hallaréis en el yantar de Donostia. Quienes,ante todo,améis de las sensaciones que,aún cuestión de segundos,conforman algo tan complejo como es la felicidad,no lo dudéis y,sin miedo ¡¡¡ salid a buscarlas !!!

                                                  ¿Por qué no en San Sebastián ?